domingo, 1 de julio de 2012

004. Transtornos psicológicos (I)

Buenos  días, hoy vengo a hablaros de los transtornos o enfermedades psicológicas, ya que a su alrededor hay bastantes falsos mitos y confusión por parte de las personas que no están relacionadas con el ámbito clínico.

Los trastornos psicológicos tienen diferentes sinónimos: trastornos mentales, trastornos psiquiátricos, enfermedades mentales, enfermedades psiquiátricas, trastornos emocionales, trastornos del comportamiento...


Entre un 20-30% de la población sufrirá un trastorno psicológico a lo largo de su vida, además, es cierto que todo el mundo conoce o conocerá alguna persona con un trastorno psicológico. En los países desarrollados, las enfermedades mentales causan más discapacidad o coste muchas enfermedades "físicas". Por lo que debemos tener en cuenta que son trastornos bastante importante, ya sea por su prevalencia como por su coste.

Los trastornos psicológicos han existido siempre y explicaciones y tratamientos han ido variando entre las diferentes culturas, diferentes períodos y diferentes visiones del mundo. Inicialmente había una tradición sobrenatural, que nos contaba una conducta anormal como una lucha entre el bien y el mal. Las causas que daban era la posesión demoníaca, los movimientos de la luna, la persona embrujada ... Y, los tratamientos que se utilizaban para la curación eran el exorcismo, la trepanación (agujerear el cráneo por eliminar enfermedades cerebrales), el aislamiento ... En estos momentos ya había una asociación por las personas de la época con que la alteración de estos trastornos residía en el encéfalo.

En el siglo IXI y principios del XX con respecto a la tradición biológica, Kraepelin publica un manual de psiquiatría sobre la sífilis con su posterior y temida PGP (Parálisis General Progresiva). Kraepelin era un psiquiatra alemán que defendía que las enfermedades mentales eran causadas, principalmente, por desórdenes biológicos y genéticos (Los que padecían sífilis, decía, que se comportaban agresivamente por el dolor que los causaba la enfermedad "física"). Y, en cuanto a la tradición psicológica, fueron importantes las aportaciones de los estudiosos Mesmer, Charcot y Freud.

En el siglo XX, durante los años 30 s e llevaron a cabo tratamiento biológicos como la terapia electroconvulsiva, la terapia de shock insulínico o la psicocirugía. No fue hasta los años 50 cuando aparecieron los primeros psicofármacos disponibles.

Debemos tener presente que no siempre toda conducta infrecuente es anormal, de hecho, la conducta anormal puede no ser infrecuente (ej. demencia en mayores de 90 años). No todas las personas que tienen malestar psicológico tendrán un trastorno psicológico.  Además, algunos con trastornos psicológicos, como la psicopatía, no sienten malestar. Para definir lo que se anormal nos podemos guiar buscando el porqué la conducta (Anormal) provoca malestar en la persona, interfiere en el funcionamiento de la personal (social, laboral ...) y es peligrosa para la persona o su entorno.

Después de esto, definiremos un trastorno psicológico como un síndrome o patrón comportamental que está asociado con malestar o discapacidad. Además, no es una respuesta culturalmente aceptada a un evento particular, como la muerte de alguien estimado. Los trastornos psicológicos se diagnostican, principalmente, mediante la exploración clínica.


Falsos mitos:

¿Son las personas con trastornos psicológicos…?

- Débiles de carácter: En las depresiones es frecuente pensarlo, las personas con enfermedades mentales tienen el cerebro en desventaja respecto a las personas normales, hay un órgano que no funciona del todo bien
- ¿Peligrosas para otros?: En la esquizofrenia lo que explica las conductas violentas es la adicción a sustancias. La frecuencia de personas violentas es igual en personas con y sin enfermedades mentales
- ¿Menos inteligentes?: La película “Una mente maravillosa” está basada en la vida de John Nash, una persona con esquizofrenia grave que obtuvo el premio Nobel. No está demostrado que afecten a la inteligencia, pero las enfermedades y los tratamientos afectan al desarrollo cognitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada